MÁRTIRES DE ARGEL, MÁRTIRES DE LA REDENCIÓN

15 Sep, 2015

Con la solemnidad que requería el acto, en el salón de concilios del arzobispado de Toledo, el pasado 14 de septiembre se reabrió la causa de canonización de los Siervos de Dios Bernardo Monroy, Juan de Águilas y Juan Palacios, mártires de redención en Argel.

El Arzobispo de Toledo, Primado de España, constituyó el tribunal diocesano para la causa. Estuvieron presentes el Postulador General de la Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos, P. Fr. Javier Carnerero, el Ministro Provincial de la Provincia del Espíritu Santo, P. Fr. Pedro J Huerta, y un grupo de religiosos de las comunidades de Alcázar de San Juan, Salamanca y Alcorcón.

El proceso original se introdujo en 1622 promovido por San Simón de Rojas, que era entonces Provincial de Castilla y mantuvo una estrecha relación con los religiosos mientras procuraba su liberación de la mazmorra de Argel.

En los próximos meses el tribunal llamará a los testigos de fama, es decir, religiosos y laicos que declararán la actualidad de los siervos de Dios y su ejemplo para la Iglesia actual.

Precisamente en el momento actual de la Iglesia, los siervos de Dios Bernardo Monroy y compañeros mártires son un ejemplo de constancia en la fe y de ayuda a los que son perseguidos por su causa. Cuando contemplamos atónitos la llegada a las fronteras europeas de miles de refugiados de Medio Oriente, muchos de ellos a causa de la persecución religiosa, la vida y el testimonio de estos religiosos cobran una inesperada actualidad.