CONGRESO TRINITARIO DE TEOLOGÍA

28 Nov, 2016

X Congreso Trinitario Internacional sobre Dios Trinidad, Ecumenismo y persecución religiosa

Ante los signos de una sociedad laicista en donde molesta Dios y las religiones se pelean por buscar adeptos, los Trinitarios que nacimos para ser testigos del Dios Trinidad y para liberar a los cautivos, no podemos quedar con los brazos cruzados. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, es decir el Dios Trinidad está hoy herido, caído y marginado en el pobre, en el enfermo, en el preso, en el extranjero, en el perseguido por su fe y en tantos refugiados que han tenido que huir de Siria por la guerra. Con el fin de realizar una reflexión y toma de consciencia de esta cruda realidad, la Orden de la Santísima Trinidad y la Familia Trinitaria, nos dimos cita del 24 al 26 de noviembre en Granada para celebrar el X Congreso Trinitario Internacional. “Trinidad, comunión y unidad”, ha sido su lema y ha estado organizado por los Trinitarios de España y Solidaridad Internacional Trinitaria, con la colaboración de la Facultad de Teología de Granada.

El congreso constó de siete ponencias, de los profesores Gonzalo Zaragoza, Santiago Madrigal, Diego Molina, Eloy Bueno y Juan Pablo García Maestro; Alfredo Abad y Antoine Audo (obispo de Alepo y presidente de Caritas Siria). Hubo también dos mesas redondas: “El ecumenismo de la sangre” y “Experiencias de comunidades ecuménicas”, con tres intervenciones en cada una de ellas. El cantautor Migueli, tuvo un concierto de música cristiana en la clausura del congreso. En la apertura estuvo el Ministro Provincial de los Trinitarios, Pedro Huerta, el Vicario General de los Trinitarios, Pedro Aliaga, y el rector de la Facultad de Teología, Diego Molina
Mitra de sangre y persecución en Siria
Junto al Obispo de Alepo (Siria), Mons. Antoine Aude
 Teólogos católicos, pastores evangélicos, periodistas en Siria y el mismo obispo de Alepo nos ayudaron a seguir las huellas de Jesús, el Hijo de Dios que pasó por esas tierras de Palestina y Siria. Jana, una joven periodista siria cristiana, tras rezar el padrenuestro en arameo, con lágrimas en sus ojos, nos confesaba: “Nos están eliminando a los cristianos los radicales del Estado Islámico. Antes del año 2011, árabes y cristianos hablábamos la misma lengua aramea de Jesús de Nazaret. Había buenas relaciones fraternas entre cristianos y árabes. Pero el Estado Islámico, nos ha enfrentado, dividido y las traiciones y torturas a los cristianos están al orden del día”. Tras un silencio que clamaba en la asamblea rabia e impotencia ante las armas, Jana nos contó el testimonio de Aida: “Iba en el autobús con su hija de cuatro años. Un soldado del Estado Islámico le quiso quitar a su hija y la amenazó con matar a las dos. Aida lloró amargamente por haber perdido a su hija pero tuvo la valentía como cristiana de decir: “Perdono a los que han secuestrado a mi hija Cristina porque como dijo Jesús desde la cruz. “Padre perdónales porque no saben lo que hacen”.
La periodista siria Hanne Massaad, culminó su testimonio en el Congreso Trinitario señalando: “Los cristianos en Siria en medio de esta guerra atroz e inhumana, no son héroes. Son cristianos que siguen en serio a Jesús y tienen la gracia de morir por Cristo. Para ellos, Jesús el Hijo de Dios no es una teoría sino una persona concreta por la que están dispuestos de perder todo para no perder a Cristo. En Siria sin la fe en Dios no puede explicarse la situación de los cristianos”.

El P. Pedro Aliaga, Vicario General de los Trinitarios presenta a Mons. Antoine Audo, obispo de Alepo
Por otra parte, el obispo de Alepo en Siria, Mons. Antoine Audo habló claro y sin pelos en la lengua denunciando el fanatismo radical del Estado Islámico. “Los medios de comunicación no hablan de los dos millones de sirios en Alepo que diariamente son bombardeados en sus escuelas y hospitales por el Estado Islámico. Antes de la guerra en Alepo había 160.000 cristianos. Hoy solo quedan 30.000... ¿Qué ha pasado?..¿Qué ha hecho el Occidente cristiano ante esta cruda realidad?”. Tras esta gran interrogación, el Obispo señaló: “En Siria no estamos de acuerdo de hablar de persecución a cristianos sino de instrumentalización de la minoría cristiana en Siria para aterrorizar al Occidente Cristiano. En nuestro país es fácil aterrorizar a nuestra minoría cristiana como lo hace el Estado Islámico. Aquí reclamo el derecho a la ciudadanía, pues ni en Oriente ni en Occidente a los cristianos se nos puede relegar a cristianos de segunda categoría como hoy está haciendo el Estado Islámico con nosotros".
“En el infierno de la guerra de Siria”
Tras un largo y emotivo silencio cargado de reflexión, el obispo pensó en su abuelo asesinado: “Los turcos asesinaron a mi abuelo hace 100 años en el conocido genocidio que asesinó a más de un millón y medio de orientales. Mi abuela huyó a Siria, y es por ello que en nuestro país hay mucha desconfianza hacia los turcos". Finalizó su ponencia en el Congreso señalando: “La guerra que soportamos en Siria desde hace más de cinco años nos sumerge en un infierno de violencia que se alimenta de los más bajos instintos del hombre entregado a sí mismo y a sus intereses mezquinos y egoístas".
Finalmente el teólogo Juan Pablo García Maestro, coordinador del Congreso, señaló: “Hoy la teología tiene el gran el reto de conocer la realidad e iluminarla desde la fe”. El Congreso en que han participado alrededor de 100 asistentes, ha sido una rica aportación teológica, ecuménica y de toma de conciencia de la Iglesia perseguida en Siria. Recordemos que los cristianos nacimos desde la cruz y el martirio de Jesús. Los apóstoles e incluso obispos y muchos cristianos murieron mártires por confesar su fe en Dios.

Ángel García Rodríguez (O.SS.T)
Sevilla