Apostolado

El apostolado de la Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos viene definido desde los comienzos por el nombre propio que San Juan de Mata da a la nueva Orden: la glorificación de la Santísima Trinidad por medio de la liberación de los cautivos.

La Regla Trinitaria, aprobada en 1198 por Inocencio III, expresa los rasgos profundamente evangélicos que San Juan de Mata quiere vivir en un nuevo y original proyecto de vida religiosa para la Iglesia, conectando la Trinidad y la redención de cautivos: la orden es Orden de la Santísima Trinidad y de la redención de cautivos, las casas de la Orden son Casas de la Santa Trinidad (Domus Trinitatis) para la redención de los cautivos, y los hermanos de Juan de Mata son Hermanos de la Santa Trinidad y de la redención de cautivos.

La Regla es el principio y fundamento de la Orden Trinitaria. Adaptada a través de ochocientos años por la tradición, y principalmente por el espíritu y la obra del Reformador Juan Bautista de la Concepción, se desarrolla en las Constituciones trinitarias aprobadas por la Santa Sede. En su número 5, las Constituciones de la Orden establecen el fundamento del actuar apostólico de la institución y el espíritu que anima a la actividad pastoral redentora de los Trinitarios:

El espíritu de la Orden, su proyecto y su modo de vida "proceden de la raíz de la caridad". En efecto, nuestros antepasados, preocupados vivamente por los peligros a que se hallaba expuesta la fe, y compadeciéndose de las miserias humanas, quisieron llevar remedios espirituales y sociales a los males más urgentes de su tiempo, especialmente a la cautividad de los cristianos.

Así, pues, es misión y deber de la Orden, teniendo en cuenta la evolución y el progreso de la sociedad actual, ofrecer el servicio de misericordia y redención, "para que pasen a la libertad de la gloria de los hijos de Dios" (Rom 8,21):

a) a las personas que padecen persecución por Cristo o cuya fe cristiana se halla en peligro o está impedida.

b) a los que están despojados de los derechos de libertad y justicia y se encuentran sometidos a dolores y miserias de cuerpo y del alma, a los pobres y abandonados, socorriéndolos con obras de misericordia y con otras iniciativas de asistencia y de promoción.

c) a los pueblos que todavía no creen en Cristo, asumiendo la tarea de propagar el evangelio y de implantar entre ellos la Iglesia; cosa que la Orden realizará según su propio espíritu e índole, sobre en las regiones donde principalmente se desea fomentar el progreso de los pueblos;

d) a los fieles, para ayudarlos y fortalecerlos en la fe con el servicio ministerial, desempeñando su actividad apostólica, según el espíritu e índole propios en las diversas tareas que la Iglesia ha confiado a la Orden.



La Provincia del Espíritu Santo, constituida el 7 de noviembre de 1605, desarrolla su apostolado misericordioso-redentor en los siguientes campos y obras pastorales:

  • 23 parroquias: San Juan Bautista de la Concepción (Madrid), San Juan de Mata (Alcorcón) Santa Quiteria (Alcázar de San Juan), Basílica Santuario Ntra. Sra. de la Cabeza (Andújar), Ntra. Sra. de Gracia (Córdoba), Santísima Trinidad (Getxo-Algorta), Santísimo Redentor (Getxo-Algorta), San Ignacio de Loyola (Sevilla), San Juan Bautista (Granada), San Vicente de Paúl (Granada), Santísima Trinidad (Antequera), San Pío X (Málaga), Jesús Obrero (Málaga), San Juan de Mata (Salamanca), Santísima Trinidad (Algeciras), San José (Al Hoceima-Marruecos) y parroquias de Marrón, Hoz de Marrón, Udalla, San Bartolomé de los Montes, Liendo, Seña y Tarrueza en Cantabria
  • 11 capellanías de Centros Penitenciarios: Herrera de La Mancha, Soto del Real, El Dueso, Córdoba, Albolote-Granada, Alhaurín de la Torre-Málaga, Botafuegos-Algeciras, Alcalá de Guadaíra, Sevilla 1, Archidona y Al Hoceima (Marruecos).
  • 7 centros educativos: Madrid, Alcorcón, Salamanca, Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Andújar y Córdoba.
  • 2 Santuarios marianos: Real Basílica de Nuestra Señora de la Cabeza en Andújar y Santuario de Nuestra Señora de la Bien Aparecida en Cantabria.
  • 5 casas de acogida para reclusos y exreclusos: Antequera (varones), Sevilla (varones), Los Molares (mujeres), Algeciras (hombres y mujeres) y Madrid (mujeres).
  • 2 casas de acogida para emigrantes: Antequera y Algeciras.
  • 2 comedores sociales: Córdoba y Madrid.
  • 3 Fundaciones Sociales: Fundación Prolibertas, Fundación Argia y Fundación Beato Domingo.
  • 7 templos conventuales: Alcázar de San Juan, Madrid, Barcelona, Bien Aparecida, Valdepeñas, San Carlo alle Quattro Fontane y Andújar.
  • Profesores de Teología en Facultad de Teología de Granada, Univerisidad Pontificia de Salamanca y en Instituto de Pastoral de Madrid.
  • 3 comunidades formativas: Casa de acogida vocacional en Algeciras, Postulantado y Estudiantado en Granada, Noviciado en Salamanca.
  • Pastoral Juvenil y Vocacional.
  • Secretariado Trinitario con sede en Salamanca: publicaciones, promoción pastoral, misas perpetuas.
  • SIT, Solidaridad Internacional Trinitaria, sensibilización y acción contra la persecución religiosa.