DOMINGO IV CUARESMA

"Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado."

DOMINGO III DE CUARESMA

Dijo entonces al viñador: "Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?"

DOMINGO II DE CUARESMA

Una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle.»

DOMINGO I DE CUARESMA

Jesús le contestó: «Está mandado: "No tentarás al Señor, tu Dios".»

SAN JUAN BAUTISTA DE LA CONCEPCION

San Juan Bautista de la Concepción, Reformador de la Orden de la Snatísima Trinidad

DOMINGO V TIEMPO ORDINARIO

«Rema mar adentro, y echad las redes para pescar.»

DOMINGO IV TIEMPO ORDINARIO

Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra

DOMINGO III TIEMPO ORDINARIO

«El Espíritu del Señor está sobre mi, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.»

DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO

Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.

BAUTISMO DEL SEÑOR

Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.»