DOMINGO XXVI TIEMPO ORDINARIO

Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces.

DOMINGO XXV TIEMPO ORDINARIO

"Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz."

DOMINGO XXIV TIEMPO ORDINARIO

"Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebramos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado."

DOMINGO XXIII TIEMPO ORDINARIO

«Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío.

DOMINGO XXII TIEMPO ORDINARIO

Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: "Cédele el puesto a éste." Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto

DOMINGO XXI TIEMPO ORDINARIO

"Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán"

ASUNCIÓN DE LA VIRGEN

"Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación"

DOMINGO XX TIEMPO ORDINARIO

«He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo!

DOMINGO XIX TIEMPO ORDINARIO

No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino

SANTIAGO APÓSTOL

"No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos"