DOMINGO XXII TIEMPO ORDINARIO

"Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre"