DOMINGO XXIII TIEMPO ORDINARIO

Y en el colmo del asombro decían: «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»