DOMINGO III DE CUARESMA

«Destruid este templo, y en tres días lo levantaré»